Granada, la victoria de la generación ‘tuitealo’

Las nuevas tecnologías aliadas con los mejores principios de la izquierda divina y solidaria se conjugan en Granada

La noche ha caído sobre Granada. La prohibición de la Junta Electoral de Zona de impedir la concentración en el Paseo del Salón, también. La Luna Llena brilla a estas horas sobre la ciudad de la Alhambra, y sobre el millar de personas (pueden llegar a ser 1.500, acaso 2.000) que desde las ocho de la tarde se han concentrado en el centro del centro de Granada: la Plaza del Carmen, la sede del Ayuntamiento de Granada.

No es por azar. Este domingo se celebran elecciones municipales. Es el lugar y el proceso democrático que precisamente se pretende aislar, contener, proteger con estas medidas cautelares. Han sido futiles, tan del siglo XX que su obsolescencia es casi impertinente.

Media hora antes de las ocho de la tarde, la hora que ha circulado por las redes sociales de tuit en tuit, de face en face (de Twitter y Facebook), de móvil en móvil, un pequeño grupo de activistas (si se permite el término) se congregaban frente a la Plaza del Carmen, completamente rodeados por los antidisturbios de la Policía Local. Los efectivos policiales, ayudados de una patrulla completa de la Policía Nacional, tenían completamente tomado el perímetro de la Plaza del Carmen.

Una pareja de la Policía Local a caballo dominaba la escena, tomaba la temperatura de la plaza y de repente… en un simple segundo, todos desaparecieron. Milagro. La gente empezó a tomar la plaza a partir de las ocho de la tarde. Y se llenó.

Primero tomaron la palabra un grupo de ellos para, ante los medios, leer su declaración de principios, aprobada en la asamblea general. Es cuando alieron lso viejos principios de la izquierda, los que en su día hicieron la revolución. El mayo del 68, quizá. Las ideas que lejos de caducar perviven e ilusionan a una generación en crisis, que el 11-M fue la Generación Pásalo, y este 15-M es ya la Generación Tuitéalo, que bebe de estas fuentes y se alía con las nuevas tecnologías para lograr conjugar a la autoridad y llenar la plaza pública para, según argumentan, ejercer su derecho como ciudadanos y convertirse en conciencia colectiva.

Esta madrugada pasada perdieron su primera batalla. Hoy acaban de ganar las Termópilas. Mañana, la Luna.

Javier F. Barrera en Ideal

___________
Si te ha gustado la entrada, ¡subscribete a nuestro Feed RSS! También puedes seguirnos en Twitter.
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *